RASL y ECHO

24 01 2009

rasl_teaser_cover1

Hay dos autores de cómic del panorama independiente norteamericano que parecen seguir trayectorias paralelas: Jeff Smith y Terry Moore. Sin duda así sucede en nuestro país, ya que ambos fueron introducidos al mercado simultáneamente por la fenecida editorial Dude. En Estados Unidos, ambos autopublicaron dos de las series más interesantes del panorama independiente de la última década, Bone y Strangers in paradise, que se prolongaron 15 y 13 años en 55 y 90 comic-books respectivamente. Tras esta impresionante prueba de resistencia ambos se han hecho un hueco en los gigantes editoriales (Smith con Shazam! y otros en DC desde 2003 y Moore en Marvel con Spiderman, Runnaways y otros a partir de 2007). Ahora, en 2008, ambos autores han estrenado nueva serie, RASL y Echo, en sus propios sellos editoriales, Cartoon Books y Archaia Press, que por su calidad bien merecen una reseña en este blog.

RASL introduce transformaciones importantes en la aproximación de Jeff Smith a la Historieta en relación a Bone, su anterior serie. En primer lugar, un salto muy llamativo de género literario. La fantasy con ribetes de comedia de Bone se sustituye en RASL por la ciencia-ficción de acción para contarnos la historia de un traficante de Arte entre dimensiones del espacio-tiempo que es perseguido por un misterio hombre-lagarto. En consecuencia, el autor transforma su estilo inicial influido por la caricatura, notablemente por Walt Kelly y Al Capp, en favor de un registro con más textura, aún titubeante en los 3 primeros comic-books que se han publicado de la serie. De igual manera y en el terreno narrativo, Jeff Smith abandona la retícula casi fija de 2 por 3 viñetas que se autoimpuso en Bone y Shazam!, muy adecuada a su dramaturgia de sketches, a favor de una composición de página más flexible con abundantes viñetas de formato panorámico y mayor variedad de planos, una fórmula adecuada al ritmo trepidante que desea imprimir a RASL.

echo1_fincov1

Por su parte, Terry Moore abandona el registro de comedia costumbrista teñida de thriller conspiranóico de su Strangers in Paradise para ofrecernos en Echo una historia de superhéroes en la que la protagonista (Moore sigue siendo girl-friendly) sufre las consecuencias de un accidentando proyecto secreto del ejército norteamericano. El dibujo de Moore en Echo es más que solvente, conservando por momentos la amable economía gestual del indie ahora, en mi opinión personal, claramente influido por el mainstream británico, principalmente Frank Quitely. Sólo una pega. Su blanco y negro, más blanco que negro, pide a gritos el color, especialmente en las secuencias que pretenden focalizarnos en la mente de un personaje a través de una gama de grises. En el plano narrativo, Moore muestra un considerable despliegue que se adecua a la perfección al contenido del relato, repartiéndose entre una puesta en página visualmente dinámica y abierta para las secuencias de acción y un découpage más discreto para el desarrollo dramático de los diálogos.

Concluyendo, en este viaje de Smith y Moore hacia el terreno más comercial cuyo punto de apoyo común es la intriga como estrategia del relato, ambas series son muy recomendables como pasatiempo y diversión en estado puro. Sólo cabe esperar que Astiberri y Norma las trasladen pronto al papel en castellano sancionando el buen ojo que demostraron tener en su momento Jorge Iván Árgiz y Andrea Parissi.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: